Inmunología adecuada

Espacio dedicado para construir e impulsar una inmunología natural, adecuada, sostenida por la información, acciones, recursos y sinergia colectiva

Estamos en proceso de enviar la carta al Presidente de la República, Secretario de Salud, Gobernadores de la república y Presidentes municipales de las capitales, el propósito es abrir la reflexión y proponer un trabajo conjunto.
La carta ya está lista para ser firmada, deseamos enviarla el 30 de Marzo; si deseas firmarla incluye tus datos en el archivo «Firmas Carta al presidente, Marzo 24, 2021» o bien puedes imprimir el archivo para las firmas y mandarlo con tus datos a inmunologiasaludable@gmail.com
Un abrazo


Después de más de 1 año de iniciada la pandemia por Covid 19, deseamos expresarle que compartimos con usted la preocupación por la salud y bienestar del pueblo mexicano, así como por su futuro. Adjunta a esta carta ofrecemos información científica, de por qué es urgente prestar atención y difundir las medidas de prevención y generación de salud integrales, sin limitarse a las que buscan evitar el contagio, sólo consideran el tratamiento hospitalario convencional y hegemónico, y priorizan la adquisición de vacunas para toda la población. Solicitamos se considere que la efectividad de estas vacunas aún no está comprobada y podrían provocar riesgos para la salud al no estar evaluadas de forma suficiente. 

Nos interesa exponer que existen otro tipo de medidas, las cuales se ha demostrado pueden lograr, sin riesgos, un mayor beneficio, tanto a la salud de los y las mexicanas, como a la economía y al crecimiento del país. 

Estamos ante la oportunidad de lograr el manejo adecuado de la pandemia, y finalmente darle un giro a la salud de los mexicanos y las mexicanas disminuyendo los índices de obesidad, diabetes e hipertensión, los cuales aumentan el riesgo de muertes por el virus SARS Cov 2. Es también la oportunidad de renovar el impulso al fomento y generación de emprendimientos comunitarios, en cuanto a la producción y distribución de alimentos saludables, sin agrotóxicos, ni transgénicos, la producción, distribución y comercialización de plantas y hierbas medicinales, de la gran herbolaria mexicana, así como de suplementos naturales. 

Como usted lo sabe, México cuenta con los recursos suficientes y efectivos para lograr este objetivo, partiendo de nuestra vasta naturaleza, en cuanto a la posibilidad de cultivar alimentos naturales, así como la mencionada herbolaria. El país dispone de plantas cuyas propiedades medicinales son de gran valía y se utilizan en su medicina tradicional. Además, el país tiene el privilegio de contar con quienes saben hacer uso de ellas. 

Estos recursos, como es de su conocimiento, han sido devaluados, mal aprovechados, vendidos y, en muchos casos, usufructuados de forma incorrecta por razones económicas. Lo anterior ha incidido en que la mayoría de los mexicanos no tengan acceso a muchos beneficios en materia de salud y alimentación saludable.

En el área de la salud y la alimentación, los intereses económicos han influido en que nuestra dieta, culturalmente saludable, se haya transformado en dietas de comida rápida, productos industrializados y chatarra, con grandes cargas de elementos dañinos y adictivos, los cuales afectan de forma negativa la salud. Además, estos productos han provocado un aumento en los niveles actuales de sobrepeso y obesidad, tanto en niños como en adultos, pues provocan condiciones de inflamación, desgaste, saturación y malnutrición, los cuales son la base de cualquier padecimiento agudo o crónico. Además, debilitan y convierten el organismo de quienes consumen esas dietas, en terreno fértil para que este SARS Cov 2 u otros microorganismos, causen grandes estragos en la salud.  

Por ello, pensamos que en sus manos está una decisión muy importante: es momento de cambiar la historia de un México en la que se ha perdido el interés genuino por la salud integral de la población, para convertirnos en un país que deje un legado sano y positivo para las futuras generaciones. Y como usted lo dice: “la corrupción es el principal problema de México.” Aquí estamos, Señor Presidente, buscando una sociedad libre, soberana, sana, honesta, agradecida, alegre, con esperanza y viva.

Reiterando lo anterior, todos estamos conscientes que la prevención de la enfermedad y la promoción de la salud es más barata que el tratamiento contra las enfermedades crónico-degenerativas y sus complicaciones. Los tratamientos basados en los protocolos convencionales de la Organización Mundial de la Salud (OMS), además de provocar altos costos en el presupuesto de salud, han demostrado su ineficiencia.

Las enfermedades no transmisibles (ENTs), también llamadas enfermedades crónicas, son las más prevalentes a nivel mundial. En México de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2017 fallecieron 703,047 mexicanos; 17,281 más que en 2016 (685,766 fallecidos registrados), siendo las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y los tumores malignos las tres primeras causas de muerte en nuestro país. (14). En palabras del Dr. Abelardo Ávila Curiel, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”. La obesidad y el sobrepeso provocarán que el bono demográfico –la mayor concentración de individuos en edad productiva– que debería registrar México en 2030, sea mermado por enfermedades crónico-degenerativas, como la diabetes (13).

Sabemos que estos padecimientos, antes sólo problema de adultos mayores, hoy minan la salud, tanto de la población infantil como de la adulta. Se ha demostrado que estas enfermedades, ocasionadas por los excesos de alimentación chatarra, sedentarismo y estrés crónico, complican el funcionamiento adecuado del organismo, incluido el del sistema inmune y, como consecuencia, aumentan las muertes adjudicadas al SARS COV 2, pues están más relacionadas con los problemas de salud previos, que con el virus mismo.

De acuerdo con Walter Willet (8) del Departamento de Epidemiología y Nutrición de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, la gran mayoría de las enfermedades crónicas no transmisibles se podrían prevenir por medio de estilo de vida (nutrición, ejercicio, regulación de estrés). En el caso de la diabetes, principal causa de mortalidad en México y uno de los factores de mayor riesgo de la COVID-19 en la población, se podría evitar en un 90%. El costo de la diabetes en México es cercano a los $4,000 millones de dólares, de acuerdo con datos de 2016. El ahorro del 90% de este costo sería una cantidad considerable, recursos que podrían dirigirse a la educación, al campo mexicano, a la cultura, u otros rubros prioritarios para el bienestar de la población.

Science 26 Apr 2002: Vol. 296, Issue 5568, pp. 695-698 

Sin embargo, observamos con preocupación que el foco de la intervención epidemiológica está puesto en prevenir el contagio por el distanciamiento social, el uso de cubrebocas y de productos tóxicos como el gel antibacterial y demás sustancias que se rocían de forma constante en el aire y en el suelo. Todas estas acciones, al llevarse a cabo de forma prolongada, dañan de manera significativa la salud física, mental y emocional de la persona. De forma equivocada nos sentimos seguros con estas medidas, pero al mismo tiempo se sigue fomentando y permitiendo hábitos dañinos para la salud. Un ejemplo, es el caso de quien, con miedo al contagio, se cree protegido con un cubrebocas y un ambiente “esterilizado”, decide gastar su dinero en pizza con refresco, galletas industrializadas, bebidas energizantes llenas de colorantes artificiales y azúcares refinados, sin saber que su dieta está minando su inmunidad.

 

Sumado a todo esto, durante la pandemia de Covid 19 han aumentado de forma sustancial los niveles de estrés psicológico y emocional, situación que también deteriora la salud y debilita al sistema inmunológico (2). Las principales causas de este aumento en los niveles de estrés son la constante información en medios de comunicación que fomentan el miedo y la incertidumbre, el panorama económico y laboral y, muy importante, el aislamiento social, la falta de apoyo con los niños en casa, en los adultos mayores el distanciamiento y abandono, además del propio uso de cubrebocas (9, 10), y medidas de “seguridad”, cuestiones dañinas para la salud física, mental y social. (8) 

 

El gran aumento de las enfermedades crónico-degenerativas en nuestro país, como la diabetes, muestran el fracaso histórico de los programas de salud llevados a cabo por los distintos gobiernos. Hoy en día se ha comprobado que un estilo de vida saludable es una manera efectiva, eficiente, inocua y confiable para la prevención de enfermedades. (17,18)

 

Es por todo esto que solicitamos se preste atención y se realice una muy buena y extensa difusión en todos los medios de comunicación masivos oficiales, en cuanto a las distintas acciones destinadas a fortalecer de manera eficaz la salud integral de las mexicanas y los mexicanos, mejorando así, un menor impacto del virus en nuestra sociedad. 

 

Solicitamos una estrategia de salud pública integral (1), cuya utilidad es muy importante tanto a nivel preventivo como terapéutico. Nos referimos a:

 

  • Aspectos de alimentación y nutrición a los que habría que dar el peso que en verdad tienen en términos preventivos y correctivos. 

 

  • Ejercicio físico con programas de secuencias efectivas para distintos grupos de población, facilitando los contextos para realizarlo y difundiendo su importancia. Sabemos de sus múltiples beneficios en la oxigenación, la regeneración celular, la fuerza muscular, la reducción de la obesidad y el mejor control de la diabetes, para el sistema nervioso reduciendo la ansiedad y como antidepresivo (21), y para el sistema inmunológico, entre otros. (20) 

 

  • Gestión y reducción del estrés (4, 24) académico, laboral y social: ya que las campañas mediáticas de muertos generados en apariencia por el SARS Cov 2 y las medidas sanitarias sólo enfocadas en evitar el contagio, están aumentando el miedo, la desconfianza y el pesimismo que se suman a los viejos problemas crónicos de estrés de la población, generando un efecto inmunosupresor sumatorio muy documentado en la bibliografía científica. Esto nos vuelve más susceptibles a infecciones y a enfermedades crónico-degenerativas que son la comorbilidad que hace a las personas más vulnerables a morir por COVID19. (3,4)

 

  • Atención de la salud psicológica individual, de pareja y de familia, ya que el hecho de promover el “quédate en casa” ha evidenciado y aumentado a nivel familiar más fricciones, abusos, violencia, conflictos, depresión y separación intrafamiliar, incluso por el uso de los medios electrónicos para trabajar y asistir a la escuela en línea de los distintos miembros de la familia. El estrés generado por los conflictos de pareja y la violencia está considerado como muy relevante en términos de salud y morbilidad. 

 

  • Higiene del sueño: La cantidad y calidad del sueño es fundamental para la regeneración y renovación de todos los sistemas en el cuerpo que incluye a la respuesta inmunológica, metabólica, nerviosa y endocrina. En ningún medio oficial se habla de su importancia. Está demostrado que la melatonina puede mejorar la respuesta de los pacientes con Covid19. (12)

 

  • Favorecer la construcción de redes de apoyo a nivel familiar y social, que le permitan a las personas gozar de una vida plena y respaldarse en caso de necesidad. Fomentar de manera especial el apoyo comunitario y la formación de redes sociales para el cuidado de los niños y de los adultos mayores en casa, ya que la salud mental de las familias está siendo alterada de forma significativa.

 

  • Retomar la exposición al sol moderada como una medida importante de salud enseñando a las personas los beneficios y formas no riesgosas de hacerlo. Se ha demostrado que los niveles bajos de vitamina D están asociados a la gravedad de la enfermedad por Covid 19. (6, 7).

 

  • Implementación de medicinas complementarias más baratas y con menos efectos adversos. Hay muchos estudios de investigación que evidencian los beneficios de la homeopatía, las plantas medicinales, los suplementos nutricionales, entre otras y que requieren de una difusión suficiente para implementarse y ayudar a la población (16, 17)

 

  • Además, proponemos implementar programas con demostrada eficiencia en el mejoramiento de la salud y la resistencia a las infecciones, sostenidos en una bioética de máximos (lograr el bienestar y asegurar el derecho a la salud) (1,4)

 

  • Promover el acceso a medios naturales saludables, como parques, bosques con buena calidad del aire. 

 

  • Cultivo de árboles endémicos frutales y ornamentales acordes a las diferentes regiones del país.

 

  • Cultivo de milpa en los parques de las colonias, promoviendo la participación ciudadana, por los comprobados beneficios que representa en tanto a la salud, socialización, recuperación de valores y cultura nacionales. (23)

 

  • Generar políticas y programas funcionales que promuevan un medio ambiente sin tanta carga tóxica en el aire, el agua, los alimentos, en la vestimenta y en los productos de limpieza. 

 

  • Promover espacios de intercambio social, artísticos y culturales, libres de adicciones.

 

Vemos la importancia de cuidar a los más vulnerables y fomentar para ellos el desarrollo de cubrebocas transparentes y seguros, ya que para tener la función del nervio vago adecuada y un sistema nervioso relajado, y con esto un sistema inmunológico en óptimas condiciones, es importante mirar las expresiones faciales y escuchar el tono de voz. El no mirarnos a la cara tiene un efecto negativo sobre la salud, y es aún mayor en los niños, quienes están desarrollando su nervio vago, el cual se fortalece viendo las expresiones de los demás. (9,10,11)

 

Generar campañas de intervención, mediáticas, sociales y de intercambio, como distribuir un paquete antiviral o de fortalecimiento inmunológico, con productos locales, naturales y una guía de cuidados básicos de la salud, redirigiendo a los programas que ya se tienen. O bien, llevar a cabo un concurso entre estados, de ciertos indicadores de salud, como los índices de obesidad, para implementar algunas estrategias y medir en 6 meses los resultados, dando un reconocimiento al estado que haya mejorado más la salud de sus pobladores.

 

Sabemos que la Secretaría de Salud cuenta ya con varios programas bien estructurados en este sentido, mismos que aparecen en su página electrónica como oficiales. No obstante, carecen de uso y difusión adecuada y suficiente. (25) Entre ellos:

 

    • Modelo de fortalecimiento de la salud con: Comida, Ejercicio y Buen Humor (22)
    • Estrategia: Cuidando a los cuidadores (26)
  • Modelo de fortalecimiento a la salud con otros modelos médicos. (27) 

 

Desafortunada y lamentablemente fue retirada de la pagina antes mencionada el documento:

  • Grupos de riesgo frente al coronavirus

El cual contiene información valiosa, práctica, eficaz, inocua, fundamental para estos momentos, mismos que solicitamos sean reinstalados en la página web de la Secretaría de Salud.

 

Como se observa, la Secretaría de Salud, cuenta con programas muy bien estructurados, diseñados y anunciados, a los que no se les da difusión o son retirados de la web. Estos programas podrían ayudar a resolver las actuales condiciones de salud crónicas de nuestro país, así como diversos problemas agudos infectocontagiosos, como la actual pandemia. Proponemos que de la misma manera como se lleva la cuenta rigurosa de las muertes por Covid y se le da tanto presupuesto a la vacuna, cuyos riesgos y efectos adversos no están claros, se asigne presupuesto para una difusión real, suficiente y a nivel nacional de los programas de la Secretaría de Salud mencionados y existentes. También proponemos se invite con campañas bien instrumentadas y efectivas a la sociedad civil y profesionales de salud, interesados en participar en una mejora real de la salud integral de la población en México.

 

Por último, cabe mencionar que otra de nuestras preocupaciones sobre la salud de la población es que ésta podría verse afectada por la aplicación de vacunas como las del SARS-COV2, en las que se han acelerado los protocolos de bioseguridad y en donde se están introduciendo metodologías innovadoras y poco estudiadas todavía, lo cual incrementa la necesidad de aplicar el principio precautorio en una bioética de mínimos (no hacer daño), dados los riesgos a la salud potenciales de una intervención apresurada y universal, sin la adecuada evaluación de la vulnerabilidad de los diferentes grupos de personas.

 

Quisiéramos exponer las desventajas sociales y psicológicas de hacer de la vacuna por Covid 19 algo obligatorio y/o condicional para la reintegración a las actividades cotidianas, así como las ventajas de hacerla genuinamente opcional. 

 

  • Como ya sabemos, la división social genera un aumento de violencia y agresión, e igualmente, una percepción negativa del gobierno en curso. Es por eso que será importante evitar una vacunación obligatoria o condicionante para la reintegración a las actividades cotidianas, con lo cual se le daría fuerza a los argumentos de los movimientos anti vacunas, aumentando esta división social que podría evolucionar en huelgas, violencia y división social. 
  • Es normal que en cualquier sociedad exista un porcentaje de sus miembros dispuesto a vacunarse, mientras otro se niega a ello. Además hay otro porcentaje importante que se encuentra indeciso. En otras ocasiones se ha demostrado que cuando la vacuna se hace obligatoria o condicionante, la percepción del porcentaje indeciso se empeora, inclinándose más hacia negarse a la misma. 
  • Se aumentaría los niveles de estrés psicológico y emocional, sobre todo en el gran porcentaje de la población mexicana que tiene actualmente altos niveles de estrés y ansiedad, quienes, como parte de su trastorno psicológico, tienden a tener miedo al consumo de medicamentos o intervenciones médicas poco seguras u obligatorias. La incertidumbre de si las farmacéuticas se harán responsables o no ante los efectos negativos, es probable que quienes ya se encuentran nerviosas o con ansiedad, aumentarán de forma significativa sus niveles de tensión mental, pudiendo evolucionar en un aumento de llamadas en crisis pidiendo auxilio médico, suicidios o eventos negativos de salud. 
  • Al aceptar que una intervención médica se lleve a cabo de forma obligatoria o como condición en cualquier aspecto de la sociedad, deja las bases para justificar en un futuro, prácticas médicas negativas para la persona. Hemos de proteger el derecho de cada ciudadano a decidir sobre su salud, enfocándonos en que sean decisiones informadas y con consentimiento. 
  • Los efectos negativos de cualquier procedimiento médico tienden a ser mayores en quienes no están de acuerdo con la aplicación o intervención y, por el contrario, la intervención en personas convencidas aumenta las probabilidades de resultados positivos. Si la persona estaba en contra, y presenta efectos negativos, el sistema de salud se verá rebasado por la cantidad de quejas, crisis e incluso demandas posteriores. Si en verdad se desea un resultado positivo, se ha de promover que la decisión provenga de la libertad propia. 
  • Además, al ser una vacuna con tan poco tiempo de experimentación en cuanto a su eficacia y seguridad, en caso de que tuviera un efecto negativo a corto o largo plazo, la percepción del gobierno, instituciones, personas, asociaciones, etc. que la impongan de forma obligatoria, sería aún más negativa, a que si se optó por vacunarse por una decisión propia. 

 

Por todo lo anterior, queremos remarcar la necesidad de promover medidas de generación de salud (salutogénesis) reales y de la eficiencia y óptimo funcionamiento inmunológico para contrarrestar los ya presentes efectos adversos de una pandemia que actualizó nuestras fragilidades sociales.

 

Se podría aprovechar la llamada conferencia mañanera o en la sesión del subsecretario Dr. Hugo López-Gatell Ramírez para promover los programas y dar capacitación sobre todas las prácticas saludables mencionadas con anterioridad, para que puedan llegar a más personas y se dispongan recursos para capacitar a los trabajadores de la salud de las diferentes instancias y también abiertos a todos los mexicanos.

 

Podríamos colaborar directamente, con presupuesto adecuado para ello, a través de nuestra red de escuelas y profesionales de la salud en las áreas de la nutrición, medicina integral, psicología individual y terapia familiar, yoga y otras disciplinas físicas, diagnóstico y tratamiento del estrés, herbolaria medicinal, medicina china, homeopatía, entre otras.

 

Es claro el efecto deletéreo sobre la salud de la comida chatarra, los productos alimentarios con exceso de carbohidratos refinados, aceites refinados y fritos, alimentos procesados o industrializados, así como de las adicciones tanto legales como ilegales. En el contexto actual donde mucha gente reduce o interrumpe el ejercicio físico y donde aumenta la violencia intrafamiliar y se reduce la calidad del sueño, la intervención de los recursos del Estado y la operación de programas efectivos de la Secretaría de Salud son esenciales para transformar y revertir los contextos que nos enferman y dejan más vulnerables frente al Covid-19 y a muchas otras enfermedades.

 

Solicitamos una audiencia para ser escuchados en estas propuestas y darle seguimiento a las mismas.

 

Agradecemos la atención a nuestra carta, atentamente.

 

Comunidades afines por la Salud.

 

Referencias científicas y bibliográficas

 

  1. Modelo integrativo de salud a cargo de expertos de las diferentes disciplinas.  Diecisiete Mesas Redondas “Una Visión Integradora del COVID19” https://sanantes.org/
  2. Psychoneuroimmunology: Stress Effects on Pathogenesis and Immunity during Infection JOHN F. SHERIDAN, CATHLEEN DOBBS, DAVID BROWN AND BRUCE ZWILLING. CLINICAL MICROBIOLOGY REVIEWS, Apr. 1994, p. 200-212 Vol. 7, No. 2, American Society for Microbiology
  3. EMOTIONS, MORBIDITY, AND MORTALITY: New Perspectives from Psychoneuroimmunology. Janice K. Kiecolt-Glaser, Lynanne McGuire, Theodore F. Robles and Ronald Glaser. Annual Reviews Psychol. 2002. 53:83–107
  4. La relajación profunda e imaginación guiada son formas prácticas de reducción del estrés y capacitación inmunológica para mejorar su funcionamiento frente a infecciones y otras enfermedades. La Dra. Marianela Castes ha hecho un trabajo riguroso en esa dirección. http://miaevolution.com/coronavirus-inmunoalfabetizacion
  5. Is ethnicity linked to incidence or outcomes of covid-19? BMJ 2020; 369 doi: https://doi.org/10.1136/bmj.m1548 (Published 20 April 2020).
  6. Genomics-guided tracing of SARS-CoV-2 targets in human cells identifies Vitamin D and Quercetin as candidate medicinal agents for mitigation of the severity of pandemic COVID-19. Gennadi V. Glinsky.    http://iem.ucsd.edu/people/profiles/guennadi-v-glinskii.html
  7. Vitamin D Supplementation Could Prevent and Treat Influenza, Coronavirus, and Pneumonia Infections. William B. Grant * ORCID, Henry Lahore , Sharon L. McDonnell , Carole A. Baggerly , Christine B. French , Jennifer L. Aliano , Harjit Pal Bhattoa ORCID. https://www.preprints.org/manuscript/202003.0235/v1
  8. Walter C. Willett, Balancing Life-Style and Genomics Research for Disease Prevention, Science   Vol. 296, Issue 5568, pp. 695-69826 Apr 2002
  9. Stephen D Silberstein, Hsiangkuo Yuan, Vagus Nerve and Vagus Nerve Stimulation, a Comprehensive Review: Part 1, https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26364692/
  10. Effect of facemasks on empathy and relational continuity: a randomised controlled trial in primary care. Carmen Ka Man Wong, Benjamin Hon Kei Yip, Stewart Mercer,2 Sian Griffiths, Kenny Kung, Martin Chi-sang Wong, Josette Chor, and Samuel Yeung-shan Wong: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3879648/
  11. Wearing face masks strongly confuses counterparts in reading emotions. Claus – Christian Carbon, 25 septiembre 2020, https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fpsyg.2020.566886/full
  12. Melatonin potentials against viral infections including COVID-19: Current evidence and new findings. Kobra Bahrampour Juybari, Mohammad Hossein Pourhanifeh, Azam Hosseinzadeh, Karim Hemati, and Saeed Mehrzadib. Virus Res. 2020 Oct 2; 287: 198108.  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7405774/
  13. 2018 La Salida. Decadencia y renacimiento de México. Andrés Manuel López Obrador. Ed. Planeta 
  14. https://www.uv.mx/universo/general/obesidad-y-trastornos-asociados-quemaron-el-bono-demografico/ Universidad Veracruzana. Universo. Año 14 No. 610. Septiembre 7 del 2015. Publicación semanal. Xalapa, Veracruz México.
  15. http://oment.salud.gob.mx/aumentan-en-mexico-muertes-relacionadas-con-enfermedades-no-transmisibles/ Mortalidad por enfermedades no transmisibles en México. 18 enero 2019.
  16. Ponencia del Dr. Armando Cáseres sobre las últimas investigaciones científicas del uso de las plantas medicinales y fitoterapia en el Simposio Internacional de las contribuciones de las Medicinas Tradicionales, Complementarias e Integrativas – MTCI en el contexto de la pandemia Covid-19. https://www.youtube.com/watch?v=3NkCi0dDX-I&list=PLIKM__oXzX2-vVGusxOWYwmb2uNMiqDlN&index=22
  17. Ponencia del Dr. Jorge Alonso sobre plantas medicinales en la pandemia en el Simposio Internacional de las contribuciones de las Medicinas Tradicionales, Complementarias e Integrativas – MTCI en el contexto de la pandemia Covid-19. https://www.youtube.com/watch?v=TzMOQcBiwXM&list=PLIKM__oXzX2-vVGusxOWYwmb2uNMiqDlN&index=23
  18. https://www.omcsalud.com/articulos/un-estilo-de-vida-saludable/ Artículo OMC-salud. Institución de Salud. Un estilo de vida saludable
  19. https://www.paho.org/mex/index.php?option=com_content&view=article&id=975:practicas-y-experiencias-sobre-estilos-de-vida-saludables-en-la-poblacion-mexicana&Itemid=499
  20. https://www.who.int/dietphysicalactivity/pa/es/. Organización Mundial de la Salud. Estrategia mundial sobre régimen alimentario, actividad física y salud
  21. Ejercicio físico, adaptación hormonal y estado de ánimo. Ferran Suay, Mercedes Almela y Marjolein Torenbeek. Universidad de Valencia. Capítulo 5 de “Hormonas, estado de ánimo y función cognitiva”, Sonia Martinez Sanchis (coordinadora), Delta publicaciones 2012 Pp. 114-139
  22. https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/37988/FortEjercicioBuenHumor.pdf
  23. https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/98453/La_Dieta_de_la_Milpa.pdf
  24. “Estrés Manual diagnóstico. La explicación psicobiológica de los síntomas”. Pablo R. Cólica. Editorial Brujas. 2015. Argentina.
  25. https://www.gob.mx/salud/acciones-y-programas/medicinas-complementarias?state=published
  26. https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/556474/Estrategia_Cuidando_a_los_Cuidadores.pdf
  27. https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/37989/FortOtrosModelosMedicos.pdf